Vitamina E: propiedades y beneficios

Última actualización: 01.03.21

 

Dentro de las vitaminas esenciales para el organismo se encuentra la vitamina E. Un nutriente fundamental, que regula numerosas funciones vitales. Como prueba de su poder, no hay más que conocer cuáles son sus beneficios y qué ocurre cuando tomamos menos vitamina E de la necesaria.

 

Mantener una dieta sana y equilibrada es un buen paso para disfrutar de una mejor salud. Entre los nutrientes esenciales de esa dieta se encuentra la vitamina E, conocida por sus poderes antioxidantes. Esta capacidad ayuda a neutralizar los radicales libres de tu organismo, lo que mejora el estado celular de tu cuerpo y evita el envejecimiento prematuro. 

Además, ayuda a cuidar mejor de tu salud cardiovascular, del sistema nervioso o del sistema muscular. Pero dejando de lado la salud, lo cierto es que entre las propiedades de la vitamina E también se encuentran ciertos beneficios para la belleza. Así que hablamos de un nutriente polivalente y que tiene todo tipo de efectos beneficiosos para el cuerpo.

 

Para qué sirve la vitamina E en la dieta

Empezando por sus características, la vitamina E es un nutriente liposoluble y que podemos almacenar en nuestro organismo en caso de necesidad. Su consumo recomendado es de unos 15 a 20 miligramos diarios. Esta vitamina tiene la capacidad de luchar contra el daño celular que se produce cuando el cuerpo convierte los alimentos en energía, pero también el causado por la contaminación ambiental, los rayos ultravioletas o incluso el humo del tabaco, entre otras amenazas.

Entre los beneficios de la vitamina E, también se encuentra la capacidad de mejorar el sistema inmunitario de manera eficiente, por lo que su consumo adecuado mejora la respuesta del cuerpo ante las enfermedades. Por otra parte, también es capaz de mejorar el sistema circulatorio y reducir los problemas cardiovasculares, por sus propiedades anticoagulantes. Finalmente, la vitamina E también es muy útil para que las células puedan interactuar entre sí y cumplir sus funciones con mayor eficiencia.

Vitamina E para la piel

Dejando de lado lo puramente nutricional, la vitamina E se ha convertido en un interesante complemento de belleza, con el que cuidar mejor de tu rostro. Al igual que una adecuada ingesta de esta vitamina mejora tu estado de salud, aplicar un aceite de vitamina E sobre tu rostro es muy útil para luchar contra los efectos del envejecimiento, reducir la presencia y la profundidad de las arrugas e incluso evitar los efectos del acné, entre otros beneficios.

Por si fuera poco, esta vitamina también tiene la capacidad de reparar la piel con eficiencia, tal como ocurre con los alimentos cicatrizantes. Una eficiencia similar a la de productos con un alto poder para la regeneración del rostro, tales como el aceite de rosa mosqueta para la cara opiniones.

Por lo tanto, el uso de vitamina E para la cara o para el cuerpo es recomendable para eliminar las cicatrices, las quemaduras o incluso mejorar el estado de las estrías. En estos usos es fundamental tener una adecuada constancia en el tratamiento, pues los efectos requieren de aplicaciones frecuentes.

 

Vitamina E para el pelo

Otro de los usos más conocidos de la vitamina E dentro del campo de la cosmética es su aplicación sobre el pelo. Gracias a sus propiedades, esta vitamina es capaz de mejorar el flujo sanguíneo del cuero cabelludo, lo que redunda en una mayor aportación de nutrientes al cabello. Esto ayuda a reforzar su estructura y prevenir la caída del mismo.

Por otra parte, el uso de vitamina E sobre el pelo también ayuda a prevenir los efectos de los rayos solares, generando una especie de escudo sobre tu pelo. Esto evita que el pelo se seque y que aparezcan puntas abiertas o encrespamiento por la acción del sol.

A la hora de aportar esta vitamina E, tienes varias opciones. Una de ellas es recurrir a champús comerciales, que incluyen esta vitamina entre sus ingredientes. Un planteamiento que te ahorra tiempo y molestias a la hora de mejorar tu pelo. Como alternativa, puedes recurrir a aceites específicos para el cabello con este nutriente o bien a las cápsulas de vitamina E para el pelo, que pueden utilizarse de diferentes formas.

Cómo tomar la vitamina E

El proceso de ingesta de la vitamina E es bastante sencillo. En caso de consumir la misma a través de tu dieta, no necesitas ninguna precaución especial. Por otra parte, si utilizas cápsulas de vitamina E para suplementar tu dieta, el proceso dependerá de la concentración de las pastillas. Normalmente, suele bastar con tomar una o dos de estas cápsulas, acompañadas de agua. No obstante, la mejor respuesta la encontrarás en el prospecto del producto.

No te olvides de verificar la concentración a la hora de comprar vitamina E en pastillas, pues la misma es clave para evitar problemas con la dosificación y ajustar mejor la ingesta. Respecto del resto de presentaciones que hemos venido comentando, ya hemos indicado cómo aplicar adecuadamente la vitamina en nuestro pelo, cara, etc. Aún así, si tienes dudas, no tienes más que revisar la información del producto y su etiquetado, para tenerlo todo claro.

 

Precauciones

No podemos cerrar este artículo sin mencionar los riesgos de un exceso de vitamina E en nuestro organismo. Algo que no suele ser frecuente, pero que sí puede aparecer en caso de que consumas suplementos de vitamina E con altas concentraciones de forma indebida. Menos frecuentes son los casos de interacciones con estos suplementos, aunque también puede pasar.

Entre los efectos de este exceso, llamado hipervitaminosis, se encuentran los mareos, el dolor abdominal, diarrea o gases. Como problemas más graves, encontramos la hipertensión e incluso ciertos sangrados, derivados de los efectos anticoagulantes de este nutriente.

Estos efectos suelen aparecer a partir de concentraciones superiores a un gramo diario, aunque también depende de la persona. Recordemos que la dosis recomendada de esta vitamina es de unos 15 a 20 miligramos, para adultos, por lo que superar las dosis excesivas no es fácil. No obstante, si tienes algunos de los síntomas que hemos comentando, convendrá que reduzcas la cantidad de vitamina E en tu dieta o que dejes los suplementos que puedas estar tomando. Y si la situación no mejora, no te olvides de consultar a tu médico.

 

Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments