Vitamina C: propiedades y beneficios

Última actualización: 15.05.21

 

La vitamina C es uno de los nutrientes más populares en los hogares, la utilizamos comúnmente para la prevención del resfriado y las infecciones virales. Sin embargo, muchos ignoramos la verdadera importancia de esta vitamina para el correcto funcionamiento del organismo, por lo que vale la pena hacer un análisis más detallado de sus propiedades.

 

Si queremos entender para qué sirve la vitamina C en el ser humano, es necesario tomar en cuenta que se trata de un nutriente esencial, es decir, que el organismo no lo puede sintetizar por sí solo, sino que debe ser obtenido de los alimentos. Es por esto que la carencia de vitamina C está asociada a la aparición y agudización de diversas enfermedades.

La vitamina C es una sustancia sólida, incolora, inodora, ácida y con aspecto de cristal, que a diferencia de otras vitaminas es soluble en agua, lo que la hace muy fácil de digerir. Es conocida científicamente como ácido ascórbico y resulta fundamental para múltiples reacciones metabólicas en los animales y las plantas; la mayoría de los mamíferos sintetizan la vitamina C en el hígado, mientras que las plantas la producen de manera natural durante su desarrollo.

Algunos animales como los primates y las cobayas comparten con los humanos la incapacidad de producir vitamina C, por lo que deben obtenerla de los alimentos, sin embargo, los perros y los gatos sí pueden producirla, de modo que hay que tener cuidado para evitar el exceso de este nutriente. En este sentido, si estás buscando productos alimenticios para tu mascota, te conviene saber que hemos encontrado del pienso Alpha Spirit opiniones muy favorables por parte de los usuarios, ya que sus productos tienen todos los nutrientes necesarios para los animales domésticos.

 

La función antioxidante de la vitamina C 

Entre las propiedades de la vitamina C destaca su función antioxidante, es decir, que ayuda a neutralizar la acción negativa de los radicales libres, unas moléculas importantes para el buen funcionamiento del cuerpo, pero que en grandes cantidades pueden alterar el ADN de las células causando envejecimiento y diferentes enfermedades.

Los radicales libres se producen naturalmente en el organismo en el proceso de absorción de los alimentos, pero también existen en el exterior del cuerpo, por ejemplo, al estar expuestos a la radiación y el humo del tabaco. Además, estas moléculas están relacionadas con la artritis, las afecciones del corazón y el cáncer. Por esta razón, los médicos recomiendan el consumo de alimentos ricos en vitamina C antioxidante.

Otros beneficios de la vitamina C

Son muchos los beneficios de la vitamina C para la piel, ya que interviene en la síntesis de colágeno, una proteína que se encuentra en todo el cuerpo y se encarga de mantener saludables los tejidos conectivos, incluyendo los vasos sanguíneos, tendones y ligamentos. Por tal motivo, es fundamental para el proceso de reparación de las estructuras después de una intervención quirúrgica.

Asimismo, este nutriente es conocido en el mundo de la estética como parte del tratamiento para curar las cicatrices causadas por el acné y otras enfermedades. Además, gracias a una mayor producción de colágeno, la vitamina C puede fortalecer las uñas y mejorar el aspecto del cabello, dejándolo más brillante y saludable. 

Otro de los beneficios de este nutriente es que potencia la absorción del hierro no hemo. Este oligoelemento de origen vegetal favorece el crecimiento y desarrollo físico y tiene una presencia muy fuerte en el transporte de oxígeno. Es por esto que las mujeres embarazadas suelen consumir suplementos con hierro y vitamina C. 

Por otra parte, el déficit de vitamina C causa una enfermedad llamada escorbuto, que se manifiesta en el cuerpo con síntomas de debilidad, hemorragias cutáneas, anemia y gingivitis. En muchos casos, no se trata de una dieta baja en ácido ascórbico, sino en un problema al absorber los nutrientes, por lo tanto las vitaminas C son una buena opción para complementar la alimentación.

 

¿La vitamina C cura la gripe?

El científico estounidense Linus Pauling, quien en los años 70 ya era Premio Nobel de Química, fue el que popularizó el uso de la vitamina C para aliviar y prevenir el resfriado común, gracias a una serie de ensayos controlados. A partir de esa época, y debido al éxito de las campañas publicitarias de las farmacéuticas, existe una tendencia a pensar que la gripe puede ser curada con un suplemento de vitamina C, sin embargo, vale la pena aclarar que a la luz de investigaciones más recientes, la evidencia no es concluyente, de modo que existen discrepancias entre los expertos. 

En líneas generales, podemos señalar que consumir vitamina C efervescente o en cualquiera de sus presentaciones no puede evitar el contagio de la gripe y tampoco curarla. Sin embargo, muchos médicos recomiendan el consumo de este nutriente porque se ha demostrado que personas con buen contenido de vitamina C en el organismo se recuperan más rápido de la influenza y presentan síntomas leves.

Las principales fuentes de vitamina C

Si quieres saber dónde se encuentra la vitamina C, te recomendamos prestar atención al reino vegetal. La revista científica BBC Science Focus ha publicado una lista con los alimentos que más vitamina C tienen, colocando en el primer lugar a la guayaba, con 228 mg de este nutriente por cada 100 g. Además, se trata de una fruta baja en calorías y con un alto contenido de agua. Por su parte, la baya conocida como grosella negra ha quedado en segundo lugar, ya que aporta 200 mg de vitamina C por cada 100 g.

Por su parte, el pimiento rojo tiene 190 mg de este nutriente y el chile contiene 144 mg, mientras que el perejil incluye 120 mg de vitamina C por cada 100 g. Otros alimentos como el brócoli, la col rizada, la fresa y el kiwi tienen entre 80 y 90 mg de vitamina C por cada 100 g.

Aunque tienen menos concentración, también son fuentes de vitamina C los cítricos como la naranja, el limón y la mandarina, además de la espinaca, la patata y la calabaza. En cuanto a los alimentos de origen animal, se recomienda el consumo de hígado vacuno, ya que aporta aproximadamente 25 mg por cada 100 g.

Si quieres saber cómo tomar la vitamina C, te contamos que la Organización Mundial de la Salud recomienda 90 mg al día, una dosis muy fácil de alcanzar si incluyes estos alimentos en tu dieta.

 

Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments