¿Qué es la vitamina B12 y para qué sirve?

Última actualización: 27.01.22

 

La vitamina B12 es utilizada comúnmente para combatir el cansancio crónico, por lo que muchos hemos oído hablar de ella. Sin embargo, este nutriente participa en varios procesos importantes en el organismo, por lo que es necesario conocer más a fondo sus características con el objetivo de descubrir para qué sirve la vitamina B12.

 

El ritmo de vida actual hace que muchos estemos familiarizados con los suplementos de vitamina B12, ya que no siempre tenemos una dieta rica en este nutriente. No obstante, pocas veces nos detenemos a pensar qué es la vitamina B12 en realidad, por esta razón, vale la pena realizar un análisis más detallado que nos permita hacer los correctivos necesarios en nuestra alimentación, con el objetivo de tener una buena salud.

Si tomamos en cuenta la descripción científica, podemos descubrir para qué es la vitamina B12. Se trata de una sustancia hidrosoluble, que contiene un mineral ferroso llamado cobalto, por lo que es conocida también con el nombre de cobalamina. En este sentido, a través de los años se ha determinado en diferentes estudios la participación de esta vitamina en la creación de glóbulos rojos y el funcionamiento correcto de las neuronas, por lo tanto, tiene que ver con el cerebro y el sistema nervioso.

Uno de los beneficios de la vitamina B12 es que puede combatir la anemia megaloblástica, que es producida por un defecto en la síntesis de ADN y causa debilidad en el cuerpo. Además, este nutriente ayuda a mantener la energía, por lo que es adecuada para los deportistas, favoreciendo la resistencia y al mismo tiempo el desarrollo muscular.

Dosis adecuada de vitamina B12 según la EFSA

Diferentes instituciones a nivel mundial han hecho recomendaciones sobre cuál es la cantidad adecuada de este nutriente que debemos consumir diariamente para gozar de buena salud. Estos datos tienen el objetivo de prevenir tanto el déficit como el exceso de vitamina B12, así como promover el uso consciente de los suplementos.

En este sentido, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha establecido que los adultos y jóvenes mayores de 15 años necesitan 4 mcg al día, mientras que las mujeres embarazadas y las madres lactantes requieren 4,5 mcg y 5 mcg respectivamente. Esta información reemplaza lo recomendado anteriormente por la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD), que sugería entre 2 y 2,6 mcg diarios de vitamina B12 dependiendo de la edad de la persona.

 

La alimentación y los niveles de vitamina B12

Tener una dieta equilibrada es la mejor forma de mantener el cuerpo y la mente en buen estado. Un ejemplo de esto es precisamente la vitamina B12, ya que la obtenemos directamente de lo que comemos. Es por esto que vale la pena mencionar algunos de los alimentos con vitamina B12 que aportan mayor cantidad, de modo que podamos incluirlos en nuestra dieta.

La respuesta a la pregunta sobre dónde se encuentra la vitamina B12 es muy sencilla: está principalmente en los alimentos de origen animal, por esta razón, aquellas personas con dietas especiales, como los veganos y vegetarianos, tienen un mayor riesgo de presentar un déficit de este nutriente. Según los estudios científicos, los vegetales no incluyen B12 biodisponible, sino análogos del nutriente que no tienen capacidad de producir los mismos efectos en el cuerpo humano.

Al investigar en qué alimentos se encuentra la vitamina B12 podemos encontrar que algunos moluscos, como los mejillones, caracoles y sobre todo las almejas tienen una gran cantidad de este nutriente. Además, los pescados azules como las sardinas, el salmón y especialmente la caballa ofrecen una buena concentración, esto sin contar su alto contenido de proteína y ácidos grasos omega 3.

Entre las fuentes de vitamina B12 también está el hígado de ternera. Esta víscera aporta aproximadamente 80 mcg del nutriente en cada 100 g. Otros alimentos de origen animal, como los lácteos y los huevos tienen una menor cantidad pero también son beneficiosos para aumentar los niveles de esta vitamina.

¿Por qué tomar pastillas de vitamina B12?

Lo primero que debemos señalar en este punto es que no todos necesitamos tomar un suplemento de vitamina B12, muchas personas por cultura y tradición ya incluímos suficientes alimentos como carne, pescado, leche, queso y huevos en nuestra dieta. Sin embargo, si presentas síntomas de agotamiento constante y sientes que las horas de descanso no están ayudando, puedes estar sufriendo un déficit de vitamina B12.

Las pastillas de B12 están especialmente indicadas para aquellos que presentan carencia de este nutriente y su consumo debe ser supervisado por un médico. Sin embargo, debemos mencionar que no es tan sencillo descubrir clínicamente la falta de vitamina B12, ya que muchas veces consumimos alimentos análogos que distorsionan los análisis de sangre, haciendo parecer que los niveles son normales.

El consumo de carnes y pescados no son una garantía para tener los valores correctos, ya que el déficit de vitamina B12 puede tener varias causas, por ejemplo, hay enfermedades que producen malabsorción intestinal, lo que significa que el sistema digestivo no es capaz de absorber correctamente los nutrientes de los alimentos. En estos y otros casos, los médicos suelen recetar un suplemento de B12.

Las cápsulas de vitamina B12 están compuestas por cianocobalamina, que hasta la fecha es la forma más sana de tomar este nutriente como suplemento alimentario, sin embargo, existen pastillas de alga espirulina, que se venden como vitamina B12 para veganos, que aunque está compuesta por moléculas parecidas, no generan el mismo efecto positivo para la salud.

Además, si bien es cierto que las propiedades de la vitamina B12 generalmente favorecen la salud del organismo, también es verdad que el exceso puede ser muy perjudicial. La formación desproporcionada de glóbulos sanguíneos puede hacer que la sangre se coagule en los vasos, obstruyendo las vías que van hacia el corazón y el cerebro, lo que puede provocar un accidente cerebrovascular e incluso un infarto de miocardio. Para finalizar, solo queda recordar la importancia de un diagnóstico profesional antes de comenzar un tratamiento con vitamina B12.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS