Suplementación: Uso inadecuado de la creatina y sus efectos secundarios

Última actualización: 01.03.21

 

Debido a la popularidad de la creatina en los ambientes deportivos y especialmente en el mundo del culturismo, no es extraño que se levanten sospechas en torno a sus posibles efectos secundarios, es por esto que vale la pena revisar la información disponible para realizar un consumo responsable de este suplemento.

 

La creatina es una sustancia química que se encuentra de forma natural en el cuerpo humano. Su función principal es el transporte de trifosfato de adenosina (ATP) para dar energía a los músculos, no obstante, la producción es tan baja que una persona promedio necesita comer suficiente carne roja y pescado para mantener unos buenos niveles y conservar la salud de las fibras musculares. Pero en el caso de los deportistas, debido a su desgaste físico frecuente, resulta casi imposible mantener un nivel óptimo de creatina en los músculos, ni siquiera consumiendo una gran cantidad de carnes rojas, por lo tanto, es necesario recurrir a un suplemento. 

En la actualidad, existe un amplio consenso entre los científicos acerca de que la creatina no genera efectos secundarios. Sin embargo, la mayoría de los expertos también coinciden en que el consumo de este suplemento no debe ser en cantidades ilimitadas, ya que el exceso podría causar serios problemas en el organismo. Por esta razón, la principal recomendación es asistir a una consulta médica antes de comenzar el tratamiento, así como solicitar orientación a un nutricionista deportivo para calcular la dosis adecuada según el peso, el tipo de entrenamiento y la dieta de cada atleta.

¿En qué casos puede causar efectos secundarios la creatina?

Si la evidencia científica ha demostrado que la creatina es segura, podríamos pensar que los temores sobre sus posibles efectos secundarios son completamente infundados. Sin embargo, hay casos en los que la creatina puede ser contraproducente para el organismo, por lo que es necesario analizar estas posibilidades con el objetivo de tener mayor tranquilidad al momento de iniciar el tratamiento con este suplemento.

A pesar de no ser demasiado común, sí es posible que una persona exceda la dosis recomendada en su afán de incrementar el índice de masa muscular, lo que puede producir síntomas como deshidratación, calambres en los músculos, problemas estomacales, entre otros. Además, la verdad es que un consumo exagerado de creatina no produce una mayor ganancia de músculo magro.

La ingesta desproporcionada de creatina puede perjudicar el equilibrio óptimo de electrolitos como el sodio y el potasio, lo que podría causar diversos problemas en el cuerpo que a la larga pueden ser graves. Asimismo, una sobredosis sostenida en el tiempo produciría una retención de líquido completamente desproporcionada, causando hinchazón en lugar de crecimiento muscular. 

Otra preocupación que surge con respecto al uso de la creatina es un posible daño a los riñones. Esto no ha sido confirmado por un estudio independiente, pero los expertos recomiendan no mezclar la creatina con algunos medicamentos que sí causan problemas renales, como por ejemplo el ibuprofeno. Se cree que la creatina mezclada con este tipo de fármacos nefrotóxicos puede incrementar el riesgo de causar un daño en estos órganos, lo que a su vez podría generar otros inconvenientes en el organismo.

Por otro lado, es bueno mencionar que no hay suficientes datos científicos que demuestren la inocuidad total de la creatina en el sistema cardíaco, por lo que aquellas personas que padecen arritmias o algún otro problema cardiovascular deben tener especial cuidado al utilizar este suplemento. En estos casos, convendría una consulta previa al cardiólogo. 

Los adultos mayores y personas con enfermedades crónicas a menudo tienen tratamientos que incluyen diferentes compuestos, por lo que en estos casos es mejor ser precavidos y evitar el uso de la creatina, a menos que haya sido especialmente recomendada por el médico. De igual manera, no se conocen a fondo los efectos sobre el embrión, por lo que no está indicada para mujeres embarazadas.

En cuanto a la alimentación, hay que tener especial cuidado en el consumo de carnes rojas y pescados. Si la dieta del deportista es rica en estos alimentos, es muy probable que necesite menos cantidad de creatina en forma de suplemento para evitar el exceso. Por el contrario, los veganos y vegetarianos necesitarán una dosis más alta para compensar la ausencia de alimentos de origen animal. 

Cuidado con las marcas de creatina

Como ocurre generalmente con este tipo de productos indicados para mejorar la apariencia física, es común que aparezcan marcas desconocidas que venden productos sin certificados de calidad. La estrategia que suelen utilizar a modo de estafa es la promesa de proporcionar resultados rápidos con suplementos muy baratos. En este caso, es casi imposible saber cuáles serían los efectos negativos de consumir este tipo de creatina.

Es recomendable entonces adquirir una creatina realizada por una empresa reconocida, que cumpla con los estándares de calidad y la normativa internacional sobre la elaboración de suplementos. Para esto es indispensable comprar en sitios seguros y revisar tanto la etiqueta como el precinto de seguridad al recibir el producto.

Sin embargo, es preciso señalar que la mejor marca de creatina no es necesariamente la que vende los suplementos más caros, sino aquella que brinde mayores garantías sobre la calidad e inocuidad de los ingredientes utilizados en la fabricación.

 

¿Es seguro tomar creatina?

Según la experiencia científica y las opiniones de muchos deportistas, es seguro el consumo de creatina en atletas jóvenes y sanos, siempre que sea suministrada en una dosis adecuada. Entre los beneficios registrados por los culturistas están el aumento de la energía para realizar más repeticiones, aumentar la carga en las pesas y finalmente incrementar el desarrollo muscular. Además, se ha demostrado la mejora del rendimiento en otros deportes como el fútbol, el baloncesto y el tenis.

También, es bueno saber que no sólo es un suplemento seguro para atletas, sino que algunas personas pueden sufrir déficit de creatina, por lo que deben tomarla para mejorar su estado de salud. Incluso, algunos médicos recomiendan el consumo regular de este compuesto en bajas dosis, debido a que la alimentación común de la vida moderna muchas veces no incluye suficiente cantidad de este nutriente.

 

Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments