Beneficios y propiedades del ajo crudo

Última actualización: 22.04.21

 

Desde la antigua Grecia el físico y padre de la medicina Hipócrates, conocía las propiedades curativas del ajo y lo recetaba para el tratamiento de diversas dolencias. Hoy en día, este “superalimento” es un ingrediente infaltable en las cocinas de todo el mundo y un remedio natural para muchas enfermedades.

 

El ajo es una planta estrechamente relacionada con la familia de los puerros, cebollas y los chalotes. La cabeza entera se llama bulbo de ajo, mientras que cada segmento se le conoce por “diente”. Existe una variante que presenta un solo diente, se trata del ajo macho, una especie con sabor alimonado e intenso. Así mismo, mientras que el ajo español tiene forma redonda y ofrece entre 8 y 10 dientes; el ajo chino o japonés cuenta hasta con 12 dientes y su forma es achatada.

La cultura del consumo de ajo ha estado presente en muchas sociedades a lo largo de nuestra historia. Es un alimento que ha sido utilizado desde hace miles de años, por lo que desde la antigüedad ya era conocido por las grandes civilizaciones: los griegos, egipcios, romanos, babilonios y los chinos.

El ajo crece en muchas partes del mundo y es uno de los condimentos más utilizados en las cocinas, ya que aporta un sabor único e inigualable a las recetas y platos. No obstante, más allá de su importante papel en la gastronomía, el ajo es un alimento que brinda grandes beneficios para nuestra salud.

Son numerosos los científicos (incluido Pasteur) que a lo largo de la historia se han dedicado a estudiar los beneficios del ajo crudo, a fin de corroborar las bases científicas de sus propiedades curativas.

Comer ajos crudos, lo más recomendable

Comer ajo en ayunas o a cualquier hora del día es recomendable; sin embargo, lo mejor y lo más saludable para el organismo es no consumirlo o tragarlo entero. Por ello, se aconseja triturarlo o córtalo en finas láminas y para suavizar el sabor, se podría mezclar con aceite de coco, de oliva o de lino.

Comer ajo cortado tiene su explicación científica. Las virtudes terapéuticas de este alimento provienen de la alicina, un componente de la aliína; este aminoácido azufrado está presente en el ajo y solo libera alicina cuando el alimento entra en contacto con el oxígeno.

La característica principal de la alicina es su volatilidad y su efecto inmediato en el organismo. Cada gramo de jugo de ajo aporta 4 mg de alicina, por lo que el ajo es bueno para infecciones respiratorias, ya que en pocos segundos puede llegar a los pulmones. Así mismo, se ha comprobado que la alicina puede atravesar la piel y alcanzar rápidamente los capilares sanguíneos.

Cuando se consume entero un diente de ajo crudo, el efecto medicinal no es el mismo que cuando se mastica, se pica o se tritura y en el caso de que se integre como un ingrediente a la comida, solo podría ofrecer su aporte culinario para mejorar el sabor a la receta. Esto se debe a que el ajo pierde prácticamente todas sus propiedades curativas al ser sometido a temperaturas que superan los 45ºC.

Por esto, cuando una persona es incapaz de tolerar el ajo crudo, el mercado ofrece las cápsulas de ajo. Una alternativa natural que además de brindar las propiedades de este alimento, también favorece su ingesta; ya que viene usualmente presentado en perlas de ajo libres de olor y sabor.

 

Valor nutritivo del ajo

El ajo aporta gran cantidad de propiedades curativas y medicinales; se le conocen más 2000 componentes activos que ayudan a la salud del organismo. De acuerdo a las investigaciones, una porción de 28 gramos de ajo puede contener 23% de manganeso, 17% de vitamina B6, 15% de vitamina C, 6% de selenio y 1 gramo de fibra.

También aporta al organismo aceites esenciales, vitamina B1 e importantes minerales como el hierro, fósforo, potasio, calcio y cobre. Así mismo, contiene 9 gramos de hidratos de carbono, 1,8 gramos de proteína y tan solo 42 calorías.

 

Propiedades benéficas 

Aunque el Alzheimer y la demencia no son enfermedades que cura el ajo, lo cierto es que por tratarse de un poderoso antioxidante, su consumo impide la oxidación y deterioro de las células; ya que hace frente a los radicales libres.

De igual manera, el ajo puede actuar como un antibiótico natural; gracias a sus propiedades antibacterianas. También ayuda a combatir los hongos en el organismo, ya que ofrece acción anti fungicida.

Así mismo, es un alimento que ha sido estudiado por sus propiedades para hacer frente a algunos virus, evitando su propagación. Por esto, podría ser usado como un antiviral para contrarrestar enfermedades como los resfriados y la gripe.

El ajo también está relacionado con la disminución de los niveles de colesterol malo en la sangre (LDL); una sustancia que puede llegar a causar severos daños al organismo cuando obstruye las arterias.

Por otra parte, gracias a que favorece la producción de ácido nítrico (un componente que ayuda a diluir la sangre), el ajo es un remedio natural que ayuda a bajar los niveles del flujo sanguíneo y a conservar la sangre más fluida. Por esto, es indicado como un complemento al tratamiento médico en los casos de hipertensión arterial.

Contraindicaciones

De acuerdo a los expertos, comer ajo crudo es beneficioso para la salud. No obstante, aunque se trata de un alimento que carece de toxicidad, algunas veces puede presentar efectos adversos. Sin embargo, las contraindicaciones del ajo carecen de gravedad y no conllevan riesgo alguno para la salud.

En tal sentido, tenemos que las propiedades y contraindicaciones del ajo negro o del ajo blanco son básicamente las mismas. Indistintamente, el consumo de cualquiera de estas dos variantes podría generar problemas relacionados con el mal aliento y el mal olor corporal.

Así mismo, algunas patologías como la irritación del estómago podría verse exacerbada con una ingesta excesiva de este alimento. También advierten los expertos que el ajo tiende a disminuir la efectividad de algunos fármacos como el Saquinavir, un medicamento utilizado en los casos de pacientes con VIH.

Ahora que sabes para qué es bueno el ajo y cuáles son sus contraindicaciones, nuestra recomendación es incluirlo en tu dieta diaria con moderación a fin de mantener el organismo en óptimo estado de salud.

 

Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments