¿Qué es el lactobacillus rhamnosus?

Última actualización: 01.03.21

 

Existe una gran variedad de bacterias que viven en el organismo humano, cuya función es benéfica para la salud. Este es el caso de la cepa lactobacillus rhamnosus que, ya sea de forma natural o por medio de medicamentos, debe ser consumida para mantener el equilibrio intestinal y favorecer la salud del organismo.

 

Quizás has escuchado acerca de los probióticos, una serie de bacterias “buenas” que coexisten específicamente en el tracto digestivo, con el propósito de fortalecer el sistema inmune, el proceso de asimilación y absorción de las vitaminas y nutrientes, entre otros aportes para mejorar la salud.

Por ejemplo, la bacteria Lactobacillus rhamnosus es un tipo de probiótico, cuya producción se da de forma natural en los seres humanos. Su función es evitar que, en el intestino y área del estómago, se reproduzcan bacterias dañinas procedentes de alimentos mal lavados, carnes con poca cocción, microorganismos originados por cuadros patológicos severos, entre otros.

La ingesta de este probiótico puede llevarse a cabo de forma natural, incorporando a nuestra dieta diaria una serie de alimentos ricos en él. Sin embargo, podrás encontrar complementos y productos con un concentrado de Lactobacillus rhamnosus, dirigidos para tratar afecciones puntuales en niños, adultos y personas mayores. Claro está, deberás ser cuidadoso al consumir estos fármacos, ya que el exceso de dicha cepa bacteriana podría acarrear otros problemas de salud.

Acerca de Lactobacillus rhamnosus

La Lactobacillus rhamnosus es una bacteria o microorganismo procariota, cuya estructura no posee un núcleo definido u orgánulos membranosos internos. Esta cepa originalmente desciende de la Lactobacillus casei, una bacteria de tipo anaeróbica existente en el intestino y la boca de todos los seres humanos.

Sin embargo, tras una serie de investigaciones efectuadas a la bacteria Lactobacillus, se concluyó que ambas especies coexisten de forma separada, por lo que se puede asegurar que la Lactobacillus rhamnosus no es una subespecie de la Lactobacillus casei.

Debido a dicho descubrimiento, la Lactobacillus rhamnosus es empleada industrialmente como bacteria “buena” o probiótico, específicamente para la fabricación de productos de tipo lácteo, como el queso semiduro, el yogurt, la leche pasteurizada o fermentada, entre otros.

Se trata de un microorganismo con una serie de beneficios para la salud, pero que también podría ser patógeno, es decir, causar daños severos. Esto según investigaciones en las que se han conocido los efectos in vivo de la Lactobacillus rhamnosus dentro de un organismo.

 

¿Cuándo usar el probiótico Lactobacillus rhamnosus?

La bacteria Lactobacillus rhamnosus es un probiótico empleado como un tratamiento alternativo, de modo que no es propiamente una medicina. De hecho, en la mayoría de las oportunidades, este tratamiento acompaña al medicamento tradicional, cumpliendo una función de terapia considerada como complementaria.

Entre los principales cuadros clínicos en los que se ha comprobado lo beneficioso de la Lactobacillus rhamnosus, encontramos los cólicos intestinales y rotavirus, que son padecimientos a nivel del tracto digestivo, que generan diarrea, deshidratación, fiebre y vómitos en bebés o niños pequeños con una edad no mayor a los cinco años de edad.

Además, debido a que se pueden tomar antibióticos y probióticos a la vez, es posible evitar la diarrea producida por la ingesta de dichos anticuerpos químicos en los pacientes. Igualmente, no hay duda de que al consumir Lactobacillus rhamnosus los beneficios pueden ser invaluables, ya que se reducen las probabilidades de que los infantes padezcan infecciones a nivel pulmonar.

Por su parte, la lactobacillus rhamnosus GG, ya sea en presentación granulada, en tabletas recubiertas, masticables o gotas, resulta adecuada para personas adultas que experimentan la conocida “diarrea del viajero” o tienen problemas estomacales por causa de los medicamentos durante un período de quimioterapia.

Asimismo, tomar probióticos antes o después de las comidas está recomendado para quienes sufren de intolerancia a la lactosa, irritación intestinal, permeabilidad del tracto intestinal, colitis ulcerosa, así como también para tratar infecciones del tracto urogenital, a nivel vaginal o respiratorio.

De hecho, hay quienes recomiendan el consumo de Lactobacillus rhamnosus GG para la ansiedad, herpes labial, sobrepeso, altas de colesterol, resfriados, entre otros. Sin embargo, no está comprobado científicamente su acción como terapia en función a dichas afecciones.

Incluso, la Lactobacillus rhamnosus GG no posee una aprobación oficial por parte de la Administración de Medicamentos y Alimentos de los EE. UU, conocida por las siglas en inglés FDA. Por ello, este probiótico no debe ser usado como sustituto de ningún medicamento recetado por un especialista de la salud. 

Lactobacillus rhamnosus: Contraindicaciones y recomendaciones 

Como es sabido, todos los excesos son malos y la ingesta descontrolada de cualquiera de las presentaciones de Lactobacillus rhamnosus GG, podría generar una serie de efectos secundarios. Por ello, es importante consumir el producto de forma consecuente y tener en consideración las posibles contraindicaciones, mientras se siguen las recomendaciones del facultativo.

 

Contraindicaciones

Entre las alteraciones en el organismo a causa del exceso de Lactobacillus rhamnosus GG, destacan las dolencias a nivel estomacal, distensión abdominal, también conocida como gases, hinchazón e incluso, en algunos casos, puede presentarse confusión mental en el paciente.

Asimismo, están las reacciones de tipo alérgicas de la bacteria Lactobacillus en yogurt, que deberán ser tratadas de inmediato para evitar complicaciones. En este sentido, hacemos referencia a dificultades respiratorias o erupciones en la piel.

 

Recomendaciones

Para evitar cualquier contraindicación en lo que respecta a la ingesta de Lactobacillus rhamnosus GG, resulta conveniente crear una cultura general acerca de dicho probiótico, que a nivel mundial es uno de los más estudiados. 

Por ello, es vital no automedicarse y, en su  lugar, consultar con tu médico de cabecera. De esta manera, podrás saber cuánto tiempo tomar probióticos y si es adecuado para mujeres embarazadas o en período de lactancia. Asimismo, esclarecerás dudas, tales como qué significa gg en el nombre del probiótico Lactobacillus rhamnosus, podrás conocer los alimentos con lactobacilos y con qué fármacos no es prudente consumir dicho probiótico, entre otras tantas curiosidades.

Igualmente, para incentivar a los niños desde temprana edad a consumir alimentos ricos en probióticos, los pedagogos y los expertos de la salud infantil recomiendan despertar la curiosidad de los niños con juegos como playmobil médico, playmobil city life, playmobil policías, entre otros roles.

 

Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments