¿Qué pasa cuando hay exceso de vitaminas?

Última actualización: 01.03.21

 

Cada vez es más sencillo tener suplementos al alcance que prometen satisfacer todos nuestros requerimientos en cuanto a vitaminas. De hecho, nos ofrecen concentraciones elevadas para no tener que ingerir varias cápsulas al día, lo que facilita la hipervitaminosis si no son prescritas y tomamos más de las recomendadas.

 

Cualquier exceso se considera como peligroso cuando se trata de mantener la salud. Por mencionar un ejemplo, el consumo de agua, que es tan necesaria y saludable, también podría desencadenar algunos desajustes en el organismo si la bebemos en cantidades exageradas. Lo mismo ocurre con sustancias como las vitaminas, que tienen una función valiosa en nuestro organismo. No debemos someter a nuestro cuerpo a un exceso de vitaminas, lo mejor es apegarse a lo recomendado por los expertos de la salud, pues podríamos dañar irreversiblemente nuestro cuerpo.

En realidad, la ingesta de vitaminas en exceso no es un problema si nuestra dieta es la principal fuente de estos elementos vitales. En los alimentos estas sustancias se encuentran en concentraciones pequeñas que se van sumando a lo largo del día. Además, nuestro cuerpo tiene algunos mecanismos para eliminar los posibles excedentes cuando se trata de vitaminas hidrosolubles, pues se filtran en el riñón y salen a través de la orina. También sucede en algunos casos con las liposolubles. 

El problema viene cuando, sin prescripción médica, buscamos suplementos que tienen una elevada concentración de vitaminas y tenemos la idea incorrecta de que “más es mejor”, lo que lleva a muchas personas a superar la dosis indicada en el envase durante periodos prolongados de tiempo. Esto expone al cuerpo a un desequilibrio que puede provocar múltiples problemas, pues en concentraciones elevadas las vitaminas pueden considerarse tóxicas.

A continuación analizaremos algunos casos de hipervitaminosis y sus consecuencias, para que lo tengas presente en caso de estar considerando la opción de tomar suplementos.

 

Exceso de vitamina A

Comenzaremos por hablar de esta vitamina, pues es común que la encontremos en muchos suplementos y nuestro cuerpo la acumula en el hígado cuando no logra utilizarla en su totalidad. Hay que agregar que es rara la deficiencia de esta vitamina si se tiene una dieta equilibrada, por lo que no debería consumirse sin prescripción. En el caso de tomarla en exceso por un periodo corto se podrían experimentar vértigos, dolor abdominal y somnolencia. Sin embargo, si se excede la dosis por periodos prolongados podrían presentarse perturbaciones visuales, alopecia, anormalidades en los huesos y dolor.

Exceso de vitamina C

Aunque se trata de una vitamina hidrosoluble que se elimina del cuerpo con facilidad, si exponemos a nuestro cuerpo a elevadas dosis diarias durante mucho tiempo podría causar dolores intensos de estómago y diarrea. En casos más severos se pueden dañar los riñones debido a la acumulación de oxalato de calcio, lo que genera dolorosos cálculos en este órgano.

 

Exceso de vitamina D

La vitamina D es fundamental en la absorción del calcio y fósforo que necesitamos para nuestros huesos. Su exceso puede llevar a la hipercalcemia, que es el exceso de calcio en la sangre lo que daña los tejidos de los riñones. Es más frecuente el daño en los bebés lactantes y puede provocar dolor abdominal, debilidad, trastornos mentales y cálculos renales entre otros malestares.

 

Exceso de vitamina E

Aunque se trata de una vitamina liposoluble es raro caer en una hipervitaminosis E o llegar a niveles tóxicos de esta vitamina. No obstante, si se supera la ingesta de 1000 mg diarios, en el caso de los adultos, puede dificultar la función de otras vitaminas en el cuerpo. Entre los síntomas comunes de su consumo en dosis muy elevadas se puede generar un exceso de gases, hipertensión, diarreas y sangrados, ya que se considera como anticoagulante. Por este mismo efecto, el exceso se considera como un factor de riesgo en hemorragias cerebrales. 

 

Exceso de vitamina B6

Aunque esta vitamina está asociada al fortalecimiento del sistema inmunológico en el cuerpo y la formación cerebral en los bebés gestantes, la vitamina B6 en exceso puede causar trastornos neurológicos, que podrían desaparecer con detener el consumo de suplementos con esta sustancia. Como síntomas de haber alcanzado niveles tóxicos pueden presentarse problemas como la falta de control en los movimientos del cuerpo. También se podría sufrir hipersensibilidad a la luz solar y acidez. De igual manera, daña las articulaciones provocando entumecimientos en muchas personas. Para mantener una ingesta segura se recomienda no superar los 100 mg en el caso de los adultos.

Exceso de ácido fólico o vitamina B9

A pesar de que el ácido fólico se indica para las mujeres embarazadas, para evitar problemas neurológicos en los bebés, su exceso también se ha relacionado con el riesgo de desarrollar autismo. No obstante, los límites para no caer en la falta o incurrir en el exceso no son muy claros. Los estudios más aceptados estiman que en promedio se deben consumir 400 microgramos, una dosis realmente pequeña, pero muy importante.

 

Exceso de vitamina b12

Es común que los veganos tomen suplementos de esta vitamina debido a sus hábitos alimenticios, que no la proporcionan en una cantidad suficiente. Si te preguntas cuándo se considera alta la vitamina B12, debes saber que su consumo no debe exceder los 2,4 mg diarios para los adultos. En caso de una mala función renal podría haber dificultades en diversos procesos tales como eliminar el exceso de vitamina B12. En tales circunstancias, lo mejor es acudir al médico para recibir orientación y evitar que se generen otros problemas, no solo con esta sustancia en específico, sino con otras vitaminas que también son hidrosolubles.

Después de analizar un poco acerca del consumo en exceso de vitaminas podría quedar más claro que no es recomendable recurrir a los suplementos vitamínicos sin prescripción, pues incluso tomar la mejor vitamina C del mercado para aliviar algunos síntomas el resfriado podría ser contraproducente, si no se respetan los niveles recomendados por el médico. Con mayor razón se debe tener cuidado con las vitaminas que no se eliminan tan fácilmente, como sucede con la vitamina A o algunas otras liposolubles.

 

Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments