¿Cómo alcalinizar los alimentos ácidos?

Última actualización: 19.09.21

 

Aunque muchos famosos han recomendado la llamada dieta alcalina, la verdad es que algunos podemos sentirnos un poco confundidos al leer opiniones encontradas, por esta razón, es importante analizar el tema a fondo para descubrir si es posible alcalinizar los alimentos ácidos y cuán beneficioso es realmente esto para nuestra salud.

 

Debido a la gran cantidad de información al respecto, es normal que quieras saber cómo alcalinizar el cuerpo, sin embargo, antes de probar regímenes alimenticios que parecen milagrosos, es mejor actuar con prudencia e investigar de qué se trata. En primer lugar, es necesario entender que existen alimentos alcalinos y ácidos, los primeros presentan un pH superior a 7, mientras que los segundos tienen un pH inferior a 7. Recordemos que la alcalinidad de un alimento se puede medir en un pH de 0 a 14. 

El pH del cuerpo humano se mide a través de una muestra de sangre en un análisis llamado Gasometría arterial, por esta razón, se habla del pH en la sangre. Sin embargo, no podemos decir que sea una prueba de rutina, sino que se utiliza para evaluar la función respiratoria de pacientes en casos especiales, ya que además del grado de acidez también se obtienen las presiones arteriales de dióxido de carbono y oxígeno, así como la concentración de bicarbonato.

Los valores recomendados de pH de la sangre son entre 7,35 y 7,45. En este sentido, algunos defensores de la dieta alcalina proponen consumir 20 % de alimentos ácidos y 80 % de alimentos alcalinos para mantener en equilibrio el grado de acidez en el cuerpo.

Importancia de los alimentos ácidos

La lista de alimentos ácidos es tan amplia, que no es posible suprimirlos definitivamente de la dieta sin afectar gravemente nuestra salud. Para tener una idea, podemos mencionar entre los alimentos con alto grado de acidez el trigo, el arroz, la avena y sus derivados. También debemos mencionar algunas frutas ácidas, como las cerezas y las ciruelas. Asimismo, son ácidos los huevos, la leche, el azúcar blanco, las carnes, el chocolate, etc. Otros alimentos son considerados neutros, lo que significa que tienen una baja alcalinidad, como el aceite de oliva, los plátanos, el ginseng (puedes encontrar en este enlace algunas opciones para comprar), la alfalfa y el jengibre.

Ahora bien, el pH no es lo único que tienen estos alimentos, también están repletos de nutrientes que son buenos para el funcionamiento del organismo, por lo tanto, la idea no es eliminarlos del todo, sino evitar el consumo en exceso, con la finalidad de mantener en equilibrio la acidez de la sangre. 

 

Bondades de los alimentos alcalinos

Los alimentos alcalinos aportan grandes beneficios a la salud, no solo porque contrarrestan el efecto negativo que pueden causar algunas comidas ácidas, sino que también contienen vitaminas y minerales que ayudan a combatir diversas enfermedades, además, proveen al organismo de las fibras necesarias para una correcta absorción, gracias a que son de origen vegetal.

Entre los alimentos más alcalinos están la espinaca cruda, el repollo blanco, el pimiento, el aguacate y la berza. Además, debemos mencionar la stevia, ya que es el único endulzante natural que tiene pH alcalino, por lo que puede ser una opción para sustituir el azúcar blanco. También tienen buena alcalinidad el pepino, las zanahorias y el calabacín.

Como dato curioso, podemos añadir que a pesar de que el pH del limón está en torno a 2, tiene un efecto alcalinizante, ya que al ser digerido deja en el cuerpo minerales que eliminan iones de hidrógeno, disminuyendo así la acidez, por esta razón, este cítrico forma parte de las frutas alcalinas, junto a la manzana, el coco y la guanábana.

Trucos para alcalinizar alimentos

Alcalinizar los alimentos no es más que hacerlos menos ácidos, con el objetivo de mantener el equilibrio en el cuerpo. En un manuscrito editado en 1948 en la ciudad argentina de Rosario, el doctor Samuel Sack dejó constancia del resultado de sus investigaciones, presentando las propiedades alcalinizantes del caldo de repollo blanco y del agua con bicarbonato. En el libro titulado Bases científicas de la alimentación humana, Sack explica cómo el repollo libera álcalis al ser hervido en agua, por lo tanto, remojar los alimentos ácidos en esta infusión disminuye la acidez.

Según el científico, un litro de agua con media cucharadita de bicarbonato tendría efectos alcalinizantes. Para la preparación de cualquier alimento, este médico sudamericano recomendaba colocar hojas de repollo o una pizca de bicarbonato en el agua de cualquier cocción, incluyendo sopas, salsas, pastas, carnes, etc. Lo bueno es que estos ingredientes no dañan el sabor de las comidas.

Sin embargo, Sack advertía sobre el consumo en exceso de repollo en las ensaladas, ya que puede causar gases. Tampoco recomendaba la ingesta del repollo hervido, que debe ser retirado de la cocción una vez que haya cumplido su función. El uso de estos alimentos que neutralizan la acidez está especificado en su libro, por ejemplo, la leche debe ser hervida durante 15 minutos con una hoja de repollo, mientras que las verduras deben ser puestas en remojo utilizando agua con bicarbonato o cocinar directamente en caldo de repollo.

No obstante, aunque estas recomendaciones parecen inofensivas, debemos señalar que no existe suficiente evidencia científica actualizada que demuestre la eficacia del caldo de repollo o del agua bicarbonatada en la disminución de la acidez en los alimentos que son naturalmente ácidos. Como ocurre con cualquier cambio en la dieta, es bueno consultar a un experto en la materia antes de iniciar.

 

Dieta alcalina: ¿Es buena o mala?

Ninguna dieta que busque mantener el cuerpo en equilibrio puede ser negativa para la salud, sin embargo, debemos advertir sobre las promesas milagrosas con regímenes alimenticios radicales, en los que se pretende imponer el consumo exclusivo de comida alcalina, dejando de lado todos los nutrientes que tienen los alimentos ácidos.

El pH ácido de algunos alimentos es tan natural como el pH alcalino, de modo que la clave está en no abusar de ninguno. Los alimentos alcalinizantes son buenos para tener una dieta equilibrada, pero los acidificantes también son necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS